miércoles, 1 de mayo de 2013

MAGDALENAS DE LIMÓN, CON CEREZA Y SEMILLAS DE AMAPOLA


          Vamos con una receta sencilla y que siempre gusta, sobre todo a aquellos que les atrae lo ácido de las cerezas y el limón.
Un desayuno sano y una medienda con amigos, siempre es una buena idea para compartir estos dulces.
           La receta la tomé de la biblia de los postres, que guardo en mi biblioteca de cocina: "Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados" (Caroline Bretherton) Y como bien dice su nombre, tienen todo eso y mucho mas, porque no sólo explica unas recetas que hasta el momento me han salido buenísimas, sino las acompaña de muchas fotos, para los planteamientos difíciles que a veces, para los principiates como yo, siempre ayudan a preparadar una buena receta.
En la librería de El Paso, en La Laguna, como siempre!!!
En realidad tomé dos recetas en una y parece ser, que el experimento gustó.

Ingredientes:

-60grs. de mantequilla.
-280grs. de harina.
-1 sobre de levadura.
-1 pizca de sal.
-200grs. de azúcar blanca.
-1 huevo.
-1 cucharadita de esencia de vainilla.
-250 ml. de leche.
-2 cucharadas de semillas de amapola.
-Ralladura de un limón.
-Zumo de un limón.
-Cerezas de bote (unos 2 por magdalena. De esta receta salen unas 12 magdalenas, así que unas 24 cerezas aproximadamente)

Preparación:

            Ni la esencia de vainilla es tan importante, ni todos los ingredientes son imprescindibles. La receta se amolda a otros experimentos, como a las semillas de amapola solamente, a arandanos naturales, a glasear con limón por encima...
            Precalentamos el horno a 220º y preparamos nuestros moldes para magdalenas. O los de silicona, o los de metal con los papelillos por dentro.
Derretimos la mantequilla en el micro sin que se caliente demasiado.
Rallamos el limón y explimimos su zumo.
Tamizamos juntos, la harina, la levadura y la sal.
Empezamos batiendo el huevo. Le añadimos la mantequilla poco a poco, la vainilla y la leche. Cuando empiece a espumar la mezcla, añadimos las semillas de amapola, la ralladura y el zumo del limón.
Incorporamos poco a poco la mezcla de harina, levadura y la pizca de sal.
Repartir en los moldes sin llenarlos, porque crecen.
Añadimos dos cerezas por magadalena. No hace falta hundirlos demasiado, porque bajan en el horno.
Horneamos unos 15 o 20 minutos.
Se les puede añadir un poco de azúcar por encima antes de hornearlos, pero sin nada quedan estupendos.


1 comentario:

  1. que buenas madalenas, me las llevaba ahora mismo, muy ricas!

    ResponderEliminar