viernes, 27 de diciembre de 2013

Angel Food de té matcha para navidad


      Estas navidades se me ocurrió hacer algo un poco más ligero y con un sabor un tanto arriesgado. Compré el té matcha japonés por internet, en la tienda online de Japonshop, donde puedes comprar todo tipo de ingredientes y comida, tanto japonesa como coreana.
El angel food era mi primera opción y mezclarlo con el té matcha, era algo que me rondaba en la cabeza desde hacía tiempo.
No estaba muy segura, porque no a todo el mundo le entusiasma el sabor de este té en polvo tan maravilloso. Sin embargo finalmente a todos les encantó y acompañado de un frosting de buttercream de vainilla, quedó espectacular.
         La receta es prácticamente igual que el angel food que tengo en esta misma página(pincha aquí), pero se le quita una cucharada sopera de harina y se sustituye por una de té matcha. Después de hacer unos cuantos de estos bizcochos, al final se hacen solos y lo buenos es darle sabores diferentes y experimentar con los diferentes extractos que existen.
Sin necesidad de añadirle colorante, el bizcocho quedará con un precioso color verde.
         El buttercream lo hice con unos 150 grs. de mantequilla y 80 grs. de azúcar glass, para que no quedase demasiado dulce. Le di sabor con una cucharada de extracto de vainilla que yo misma hice con vainas naturales. Ya lo pondré, porque realmente destaca por encima de las esencias que puedes comprar en los supermercados, por su sabor y por el intenso sabor a vainilla que desprende.
         La decoración fue muy sencilla. Un cortador que compré con forma de copo de nieve en varios tamaños, un fondant blanco al que se le añade un ligero tono gris, pintado con pintura plata comestible y un toque de brillantina comestible plata para darle esos brillos que tanto nos gustan en estas fechas.
Espero que les guste, porque merece la pena hacerlo.
Felices fiestas!!!

jueves, 19 de diciembre de 2013

Tsukune con salsa teriyaki


        Los tsukune son una especie de hamburguesa japonesa que combina carne molida de ternera y cerdo, aunque también los he visto de pollo.
Su textura no es tan suave como la Niku-Dango (una especie de albóndigas japonesas) y se suelen servir en la estación de los almendros en flor, aunque se pueden comer todo el año.
Los he visto tanto ensartados en un palillo como sueltos y suelen ser de pequeño tamaño, bañados con salsa teriyaki.
La forma de prepararlo es tan variada como la paella en España, aunque he tomado las notas del libro de "Harumi cada día", donde podemos encontrar todo tipo de recetas japonesas de la mano de una de las cocineras más famosas de la tierra del sol.
Las cantidades y la receta de la salsa teriyaki son diferentes, adaptadas para hacer más cantidad.
         Vamos primero con la salsa teriyaki. "Teri" significa brillo y "yaki" es algo así como asado, por el sistema que se utiliza para prepararlo.
Su sabor es intenso, dulzón y su textura un tanto espesa. Va bien con cualquier carne, como el conocido pollo teriyaki y cualquier otra clase asada.


Ingredientes para la salsa teriyaki:

-50 ml. de salsa de soja.
-50 ml. de mirin.
-2 cucharadas de azúcar morena.
-10 ml. de sake.

Preparación para la salsa teriyaki:

         Se mezclan todos lo ingredientes en un caldero. Poner a fuego medio bajo durante al menos unos 10 minutos, revolviendo de vez en cuando, mientras se va espesando. Reservar.

Ingredientes para los tsukune:

-260 grs. de cebolla.
-100 grs. de puerro.
-500 grs.de carne molida (mezcla de ternera y cerdo)
-2 huevos medianos.
-3 cucharadas de harina.
-Albahaca, sal y jengibre en polvo (opcional)

Preparación para los tsukune:

        Picar la cebolla no muy fina. Trocear el apio en trozos finos (en la receta original era con apio. Todo depende de gustos). Incorporar en un cuenco, junto con la carne molida, la harina y las especies.
Mezclar muy bien y empezar a hacer las mini hamburguesas, de unos 5 centímetros y sin aplastarlas demasiado ( a mí me dieron para hacer 15 piezas)
Calentamos un sartén con un pequeño chorro de aceite. Dorar un lado durante al menos unos 3 minutos  y al darles la vuelta, tapar el sartén para que terminen de hacerse bien por dentro durante al menos unos 5 minutos más.
Una vez se puedan coger, ensartar o presentar en un plato, bañados con la salsa teriyaki y espolvoreados con shichimi togarashi, que es una mezcla de 5 pimientas.
          Aunque yo lo acompañé de una ensaladas con brotes de soja y tomates kumaro, lo normal sería hacerlo de arroz.
Itadakimasu!

domingo, 15 de diciembre de 2013

Tarta Peppa Pig y George


         Aunque ya no suelo hacer tantas tartas, hay temas a los que no me puedo resistir. Ya había hecho una de Peppa que no me dejó muy contenta y necesitaba quitarme esa espinita...Bueno, eso y que me la pidió mi amiga Noe, a la que no le puedo negar nada, claro.
        Ahora que esto de las tartas de fondant se ha generalizado tanto, que hay tantos programas y diez mil maravillas en las tiendas para facilitar el trabajo, debo de reconocer que me gustan más las sencillas. Las que no llevan una capa de fondant muy gruesa, las que tienen una decoración sencilla y las que explotan su sabor en el interior.
Realmente la gente tiene mucha imaginación y no me canso de recorrer los blogs que sigo, para darme cuenta de la cantidad de maestros pasteleros que hay en nuestras cocinas.
         La tarta es un bizcocho básico de chocolate, con un buttercream de chocolate en polvo Valor. Creo que a estas alturas poco se puede explicar al respecto.
Podemos utilizar medidas fijas para la crema, pero ya sea por la marca de la mantequilla, del tiempo exterior o del día que tengas, todo termina dependiendo finalmente del toque de cremosidad y de intensidad del chocolate, que queramos darle.
Ya sé que el tema no es original, pero creo que siempre ayuda un poco con las ideas a la hora de hacer una tarta sobre un tema determinado...Lo original de esta tarta es que, muy al contrario de lo que se pueda pensar, no era para una niña pequeña, sino para un chico de treinta tantos que le encantan estos animales...jejeje. Me rechifla!!!!
Disfruten!!!

viernes, 6 de diciembre de 2013

SEITÁN


          Llamada carne vegetal por su aspecto, tiene origen chino y los japonese lo llaman kofu. Es la proteína del trigo; el gluten, que se obtiene separando del trigo el almidón y el salvado, después de lavarlo, amasarlo y cocerlo.
Tiene un gran contenido de proteínas, es bajo en calorías, ayuda a reducir los niveles de colesterol, es rico en lecitina, calcio, minerales, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otras muchos elementos beneficiosos que complementan una alimentación sana y equilibrada.
Para los vegetarianos es un alimento imprescindible en su dieta y para los que como yo, buscamos siempre alimentos nuevos, es un ingrediente ideal para sustituir la carne en muchos platos.
         Dado que su sabor no es siempre su mejor virtud, es bueno experimentar con los ingredientes base para su elaboración, sobre todo en lo referente a las especias y el caldo con el que se cocina.
Es mucho mejor hacerlo que comprarlo. Su sabor y textura no tienen nada que ver, es mucho más económico y podemos hacer grandes cantidades, dándonos la oportunidad de experimentar en la cocina...Cosa que siempre nos encanta.
         Por el momento lo he comido de varias maneras, pero aún me quedan muchas por descubrir. Con salsa barbacoa, asado y hasta rebozado y frito con panko. Ese fue el que más me gustó.
         Aunque se puede hacer con harina normal, se pierde mucha cantidad en el proceso al extraer el gluten, por lo que es conveniente utilizar ya el gluten de trigo comprado, para sacar mayor rendimieto y cantidad a nuestra receta. Se puede encontrar en cualquier herbolario y es económico.
La receta la tomé de "www.ecocosas.com", porque aunque investigué mucho, aquí ofrecía una explicación  muy detallada y completa.

Ingredientes:

-500grs. de gluten de trigo.
-200 grs. de pan rallado.
-200 ml de salsa de soja.
-Caldo vegetal o un par de pastillas de caldo vegetal.
-Especias y hierbas a nuestra elección. Les cuento lo que le puse, como pueden ver en la foto ( tomillo, orégano, romero, albahaca, laurel, lavanda, pimentón dulce, onoto, mostaza en semillas)
-Unos 3 dientes de ajos o ajo en polvo.
-Cebolla, pimientos, zanahorias, puerros.



Preparación:

         En un caldero grande ponemos la cebolla picada, el puerro, el pimiento, los dientes de ajo y el caldo o las pastillas vegetales. Añadimos una parte de las especias, 100 mls. de soja y agua.
Mientras el caldero se calienta, vamos preparando las bolas de gluten.
En un bol grande mezclamos el gluten, el pan rallado y la otra parte de las especias, siempre trituradas lo más finamente posible.
En un caldero pequeño ponemos unos 200 mls. de agua, 100 ml. de soja, unos 100 mls de caldo vegetal o dos pastillas de caldo. Lo calentamos, teniendo en cuenta que debe ser un caldo muy concentrado, porque es con el que haremos nuestras bolas y el que terminarán dándole sabor a nuestro seitan.
Cuando esté caliente, lo colamos y lo añadimos a nuestra mezcla de gluten de trigo. No lo ponemos todo, sino vamos añadiéndolo poco a poco mientras vamos amasando, hasta conseguir la textura que necesitamos, es decir que sea una masa maleable y que no se pegue en los dedos.
Yo hice hasta cuatro bolas. Cuando el caldo esté a punto de hervir, añadimos las bolas y las dejamos a fuego lento durante al menos una hora. Cuanto más las dejemos en el fuego, más duras quedarán. Todo depende de la textura que querramos darle.
Para conservarlos en la nevera, se introducen en un taper con algo de agua. Para aumentar el tiempo de conservación,  yo las corté en lonchas, les quité todo el agua, las puse en bolsas individuales y las metí en el congelador.
Disfruten!

domingo, 17 de noviembre de 2013

Chana Dal Masala


        Indagando en la cocina de la India, he encontrado esta receta que ha dejado tanto aroma de especias en mi cocina como un toque exótico en mi comida.
       Este plato es muy utilizado en Pakistán y la India, donde es muy polular en la zona norte, como Punjab, caracterizado principalmente por las comidas secas y picantes.
        Con el nombre de Dal, se conoce a las legumbres a las que se le quitado la piel. La variedad de Chana, es un garbanzo negro, pequeño y que se comercializa partido por la mitad.
        Yo acompañé el plato con arroz basmati y con papadum frito, que es un aperitivo hindú que se vuelve crujiente al pasarlo por el sartén, tostado y hasta con el microondas.
        La receta es para unas 6 personas.



Ingredientes:


-300 grs. de chana dal.
-1 cebolla.
-150 grs. de tomate triturado.
-2 cardamomos.
-1 canela en rama.
-1 cucharadita de comino.
-1 pizca de asafoetida.
-4 dientes de ajo.
-1 cucharadita de chile en polvo.
-1/2 cucharadita de cúrcuma.
-1 cucharadita de cilantro en polvo.
- 1 trozo pequeño de jengibre fresco.
-Hoja de cilantro para decorar.
-El jugo de un limón.

Preparación:

          Los chana dal se dejan en remojo durante unas dos horas, porque luego serán más rápidos de cocinar.
          Hacer una pasta con los ajos, el chile, un poco de sal, el polvo de cilantro, cúrcuma y el tomate triturado. Reservar.
         En un caldero, poner un poco de aceite y añadir las semillas de cardamono y la rama de canela partido por la mitad. Cuando empiece a chisporrotear, se le añade con cuidado, una pizca de asafoetida y el comino.
La asafoetida es muy utilizada en la cocina de la India. Debe utilizarse en pequeñas cantidades y siempre pasada por el sartén, ya que es una especia muy maloliente, aunque contiene muchas cualidades curativas. Se utiliza en cierta religiones para sustituir la cebolla y el ajo, y se emplea en currys, salsas y aderezos.
         Añadir en el sartén la cebolla cortada en cuadraditos y dejamos que se dore.
        Incorporamos la mezcla de tomate con especias y dejamos unos minutos, hasta que el aceite empiece a separarse.
Incorporamos los chana dal, que habremos enjuaguado  con agua limpia. Revolvemos para que las legumbres tomen todo el sabor de las especias.
Removemos unos minutos, antes de incorporar un par de tazas de agua. Todo depende de la cantidad de salsa que queramos darle al acabado, aunque por lo general, es un plato seco.
Tapamos y dejamos entre 4 a 6 minutos, hasta que las legumbres estén hechas.
Al final, añadimos el jengibre picado en finas tiras y el jugo del limón.
Decoramos con el cilantro fresco.
¡A disfrutar!

Pastelitos de mousse de caramelos violetas


        Este postre lo hice con mi hermana. Es bueno tener un pinche en la cocina que lo haga todo mientras tu das órdenes...jejejeje.
Aunque ha sido idea suya, me la ha cedido  para compartirla.
        Los famosos caramenlos violetas tienen un sabor a infancia que invitan a comerlos de vez en cuando y sentirte niño de nuevo. Su sabor es tan característico, que es ideal para experimentar con ellos en un postre.
         La receta es siempre la misma o por lo menos, en todos los bloggs en los que he consultado  son siempre las mismas medidas. Pero en vez de hacerlo en tarta o en copa, como la mayoría, a mi hermana se le ocurrió que estaría bien hacerlas en forma de pastelitos individuales. ¡Gran acierto!
Así que hicimos 2 planchas de bizcocho y la mousse la puse en una bandeja alargada también, para que la altura no superase  los 3 cms de altura.
          Primero vamos a por el bizcocho.

Ingredientes para la plancha de bicocho (para cada plancha):

-3 huevos a temperatura ambiente.
-50 grs. de harina.
-25 grs. de cacao en polvo sin azúcar.
-Esencia de vainilla.
-75 grs. de azúcar.

Preparación del bizcocho:

        Precalentar el horno a 180º.
Batir los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen. Añadir la esencia y la harina junto con el cacao tamizados, incorporándolos a la mezcla con movimientos envolventes.
10 minutos en el horno, mirando siempre que no se queme.
El bizcocho resultante no es muy alto, pero sí muy esponjoso, que era lo que buscábamos.

Ingredientes para la mousse de caramelos violetas:


-150 grs. de caramelos violetas convertidos en polvo.
-600 ml. de nata para montar.
-300 grs. de queso de untar.
-150 ml. de leche.
-150 ml. de agua.
-9 hojas de gelatina neutra.

Preparación de la mousse de caramelos violetas:

         Preparamos la bandeja donde vamos a poner el mousse.  Si no es desmoldable, se facilita el trabajo poniendo en el fondo papel vegetal.
Primero, montamos la nata y cuando esté a mitad del proceso, vamos añadiendo poco a poco el polvo de los caramelos.
Guardamos en la nevera.
Hidratamos las hojas de gelatina con el agua fría unos 3 o 4 minutos.
Al mismo tiempo, calentamos la leche en un cazo a fuego medio sin llegar a hervir. Escurrimos la gelatina y la incorporamos al cazo, removiendo para que me mezcle del todo.
Apartamos el cazo del fuego.
Añadimos el queso y seguimos removiendo hasta que se integre del todo.
Dejamos atemperar y cuando esté a temperatura ambiente, vamos incorporando a la nata montada con movimientos envolventes.
Añadimos a la bandeja y dejamos en la nevera al menos unas 24 horas.
       
          Es hora de montar...Con un cortador circular, cortar los bizcochos y después la mousse. Ponemos un bizcocho de base, la mousse y otro bizcocho encima.
Nosotras lo decoramos con una flor impregnada de brillantina comentible violeta y un ganache de chocolate blanco y nata tintado de violeta un poco líquida.
¡Qué buena es la hora del postre!


jueves, 31 de octubre de 2013

MAGDALENAS BLACK VELVET PARA HALLOWEEN


          No es que sea muy fan de celebrar este día de Halloween, porque siempre he sido más  de enramar al cementerio y huesitos de santo, pero soy una frikie y no puedo evitar emocionarme con monstruos y vampiros.
Había visto los Black Velvet en un blog en inglés y supe que este día era el perfecto para hacerlos.
La decoración, como se puede apreciar, es tan sencilla que todo el mundo la puede hacer en su casa sin complicaciones.
Yo utilicé una plantilla que encontré en internet. La imprimí, puse por encima una hoja vegetal y con un lápiz para chocolate, empecé a dibujar. Para que quede mejor y seguir mejor las líneas, es bueno ayudarse con un palillo y perfecconar así las formas.
Cada uno tiene su propio toque personal y el mío fue darle un poco de purpurina de diferente tonos y gel preparado, que siempre queda bien.
         La receta de los Black Velvet es exactamente igual que los de Red Velvet (pincha aquí para verla).
Por cierto, para los que tengan problema a la hora de encontrar el buttermilk, comentar que Lidl siempre los tiene en la parte de la nevera.
Es importante utilizar un buen colorante. Al principio utilizaba el de Wilton y tenía que poner el bote completo para que cogiese color, pero con el colorante alimenticio soy un poco "tiquismiquis" y prefiero poner poco. Así que finalmente compré el de Sugarflair Colours, que es un poco más caro, pero que necesita mucha menos cantidad para dar el tono deseado.
En la foto se puede apreciar que encontré el tono intenso de negro que necesitaba y que encima, dejé la cocina perdida de negro por todos lados. Por mucho cuidado que se tenga y si no dispones de una super máquina, siempre pasa.
         El frosting, el de queso que también utilicé en los anteriores y que siempre queda menos dulce y más cremosos que el de mantequilla sólo y azúcar glass.
         Receta muy sencilla y decoración aún más sencilla que pueden hacer las delicias de los más pequeños de la casa.

domingo, 13 de octubre de 2013

POLLO CON CURRY VERDE AL ESTILO TAILANDÉS

       
           Otra receta oriental para amenizar la semana.
Esta vez le toca el turno a la comida tailandesa y como ingredientes estrella están la pasta de curry verde y la salsa de pescado.
Aunque hay tantas recetas sobre el tema como blogs, esta la tomé del maravillo blog de "Sabor Oriental", especializado en este tipo de comida.
Aunque suelo investigar un poco sobre cada plato, me gustó esta receta en particular por la sencillez y lo bien explicada que estaba.
En casa gustó mucho y pienso repetirla muchas veces más.


Ingredientes:

-1 bolsa de pechugas o medio kilo de muslos de pollo deshuesados.
-2 latas de leche de coco (unos 200 ml.)
-1 calabacín.
-1 cucharada de pasta de curry verde.
-3 cucharadas soperas de salsa de pescado.
-3 dientes de ajo.
-2 cucharadas de azúcar moreno.
-1 cucharadita de sal.
-2 cucharadas soperas de zumo de limón.
- Un par de hojas de cilantro para la decoración.


Preparación:

           Cortar el pollo en dados y mezclarlo con la salsa de pescado para que macere durante un rato.
En un caldero o en un wok (siempre es mucho más fácil trabajar con él), calentar un poco de aceite de oliva o de girasol y dorar los trozos de pollo.
El sabor neutro hace que el aceite de semillas sea el más utilizado en la cocina oriental. Sin embargo, cada vez más se utiliza el aceite de oliva que evidentemente es mucho más sano.
Sacamos el pollo y salteamos el ajo trozeado muy fino, junto con la pasta de curry, durante unos segundos.
Si no has trabajado nunca con la pasta de curry verde, comentar que es más picante de lo que puedes imaginar. No pasarse de la cucharada que pone la receta, porque, y lo digo por experiencia propia, puede dejarte bebiendo agua sin disfrutar del plato.
Bueno, seguimos. Añadimos la leche de coco. En la receta original utiliza 600 ml de leche de coco, porque en realidad esta receta se trata de una sopa. Pero yo quería hacer un plato un poco mas sencillo y con menos salsa.
Añadimos después el calabacín cortado en trozos, el azúcar moreno y la sal.
Dejar durante unos 15 minutos a fuego medio o hasta que termine de hacerse el calabacín, sin dejar de remover de vez en cuando.
Apartamos del fuego y echamos el zumo de limón.
Para servir, añadimos los trozo de pollo en un bol y encima, la salsa de coco y curry verde. Decoramos con hojas de cilantro fresco.
Puede ir acompañado de arroz de Jazmín, propio de la gastronomía tailandesa y que según las marcas, presenta un ligero aroma a esta flor.
¡Disfruten!


domingo, 6 de octubre de 2013

POLLO AL KANDA LASOON MASALA


        Esta semana he encontrado un supermercado donde vendían productos de la India y no he podido evitar adentrarme en ese mundo de especias y aromas tan maravilloso.
Ahora que me estoy informando sobre la cocina de la India, me doy cuenta de la variedad de platos que hay; tantas como regiones. Las especias no se mezclan de una manera arbitraria, sino siempre equilibrándolas para que no hagan daño al estómago, para realzar el sabor de las carnes, los pescados y las verduras.
Estoy encantada y creo que seguiré investigando sobre el tema.
         Buscando el clásico Garam Masala, Vinod, el dueño de la tienda, me recomendó el Kanda Lasoon Masala, propio de su región de nacimiento, cerca de Maharashtra.
A parte de la base original que se parece al Garam Masala, se caracteriza por introducir cebolla, ajo y coco. Es utilizado en platos como  el Tambda Rassa (cordero al curry) y el Misal (plato vegetariano)
Su color rojo intenso y un sabor picante, que no permanece demasido en la boca, lo hace un plato perfecto para los amantes de las especias en particular y de la cocina de la India en general.


Ingredientes:

-1 kg. de jamoncitos de pollo grandes (se suele utilizar también los deshuesados y sin piel)
-2 cebollas.
(Mezcla para la maceración)
-2 cucharaditas de Kanda Masala (no pasarse, porque quedaría demasiado picante)
-1/2 cucharadita de cúrcuma.
-3 yogures naturales sin azúcar.
(Para la mezcla final)
-4 cucharadas de cilantro fresco picado.
-3 cucharadas de coco rallado.
-2 cucharadas de pasta de coco.
-1 cucharadas de jengibre fresco (Un trozo)
-5 dientes de ajo.
-1 cucharada de sésamo.
-1 cucharada de semillas de amapola.
-9 granos de pimienta (yo utilicé la rosa)


Preparación:

          En primer lugar, mezclamos en un bol el yogur, el Kanda Masala, la cúrcuma y el pollo. Dejar marinar toda la noche en la nevera, para que tome todos los sabores de las especias (foto)
          A la hora de prepararlo, cortar las cebollas en trozos pequeños y freír, hasta que empiece a dorarse.
Añadir al sartén el pollo con la mezcla de yogur (foto). Tapar y dejar hervir durante unos minutos.
Añadir agua hasta cubrir el pollo. Bajar el fuego y dejarlo hasta que el pollo esté blando y hecho (una hora más o menos)
Mientras pasa este tiempo, preparar la mezcla de especias final.
En una trituradora, añadir el cilantro fresco, el coco rallado, el jengibre y el ajo previamente machadados, las semillas de sésamo y amapola, y los granos de pimienta, que también habremos machado previmante en un mortero.
Cuando el pollo esté hecho, añadir la mezcla final. Dejar que las especias se extiendan por la salsa, durante unos 15 minutos más.
Dejar reposar y acompañar con chapatis (pan plano hindi).
En mi caso, lo acompañé con arroz basmati.
          Aunque este plato es más elaborado y tiene muchos ingredientes, merece la pena hacerlo con tiempo y disfrutarlo en grupo.
¡A disfrutar!

lunes, 30 de septiembre de 2013

JAMONCITOS CON SALSA DE PIMIENTOS


         Y aquí tenemos otro plato de esos rápidos, económicos y ricos que tanto me gustan...
No siempre tenemos tiempo para hacer grandes platos con productos naturales. Siempre hay trabajadores que deben hacer la comida al día siguiente, padres con niños, gente que necesesita tiempo para ellos y sobre todo, no siempre tienes el tiempo del fin de semana para cocinar. Así que este plato, que está para, literalmente, chuparse los dedos, se puede calificar de "comida para un jueves de fín de mes"...jejeje.
         Tenías en el congelador una bolsa de jamoncitos que estaban esperando un aspecto diferente, al típico con ajitos frito y una receta de salsa de pimientos, que había visto en un blog. Ambas ideas deseaban ser amigos!!!!


Ingredientes:

-Una bolsa de jamoncitos (entre 12 a 15 jamoncitos)
-2 latas pequeñas de pimientos.
-1 lata de tomate triturado (yo le puse media en la foto y faltó salsita)
-1 vaso de sidra o vino blanco (yo con sidra....mmmmm)
-1 vaso de caldo de pollo (tener congelado da vida a tus comida. Si no, tener un brick de caldo está bien y ya, en plan desesperación, agua con una pastilla de Avecren, también nos puede salvar)
-1/2 vaso de nata (opcional, aunque le da mucha cremosidad)
-Aceite, sal y pimienta.

Preparación:

          En vez de freir los jamoncitos, los guisé con agua. Pero es bueno sellarlos después, pasándolos por el sartén, con un poco de sal y pimienta. También se pueden hacer al horno. Todo depende del gusto.
          Aparte, en un cazo poner los pimientos partidos, la salsa de tomate, un poco de azúcar para la acidez, el caldo, sal, pimienta y el vaso de sidra/vino.
Tapar el caldero para que se haga a fuego lento durante una media hora aproximadamente.
Batir la salsa para que quede cremosa.
Meter los jamoncitos y si se quiere, añadir la nata, removiendo el caldero, para que se vaya integrando en la salsa.
Dejarlo durante unos minutos, para que los sabores se integre y..¡¡.chan, chan!! Otro días más de comida.
Acompañado de arroz, lo convierten en un plato completo.
¡¡Disfruten!!


jueves, 19 de septiembre de 2013

TARTA RANITAS KAWAII CON CHOCOLATE Y FRUTOS DEL BOSQUE


         Para el cumple de mi hermana, rumiaba desde hacía tiempo este tipo de tarta, porque las ranitas es una broma nuestra, tenía la máquina para hacer pop cakes y una bolsa de Candy Melts de color verde que deseaba probar. Y de esta combinación nació esta tarta, se puede decir.
        El exterior ya estaba ideado y el interior tenía una exquisita mezcla de chocolate y frutos del bosque que gustó mucho.
        Lo primero, el bizcocho de chocolate que, como soy una testaruda y confío mucho en él, hago el de siempre. Además de estar muy bueno y suave, dura muchos días tierno (pincha aquí)
Después viene la trufa de chocolate, que como siempre, es tan sencillo de hacer que hasta el más torpe en la cocina, podrá sorprender a los más pequeños de la casa con esta receta ( y no tan pequeños, claro)

Ingredientes para la trufa de chocolate:

-400 ml de nata.
-200 grs. de chocolate negro (esta vez, con un 70% de cacao)

Preparación de la trufa de chocolate:

         Esta receta se debe hacer un día antes de preparar la tarta, ya que ncesita bastane frío.
En un cazo ponemos la nata y antes de que hierva, apartamos del fuego y le añadimos los trozos de chocolate que debemos cortar para facilitar su disolución.
Con una cuchara de madera, revolvemos hasta disolver todo el chocolate en la nata.
Cuando enfríe, lo metemos en la nevera un día completo.
Al día siguiente, montar con la batidora. Tener mucho cuidado porque, al ser nata, si nos pasamos, podemos crear una bonita mantequilla de chocolate.

Ingredientes para el mousse de frutos del bosque:

-250grs. de fresas o frutos rojo variados (en mi caso, una caja de frutos del bosque congelados de 450 grs.)
-160 grs. de azúcar.
- 500 ml de nata.
-100 ml de leche.
-1 sobre de gelatina neutra.

Preparación de la mousse de frutos del bosque:

          Mi hermana quería mousse de fresas, pero ya no estamos en época de fresas y se hace muy difícil conseguirlas. Lo que sí encontré fue un paquete de frutos del bosque congelados de Carrefour, que tenían un aspecto alucinante. Eran unos 450grs., pero al descongelar, triturar y pasar por el colador, se quedaron justamente en los 250 grs. de la receta. ¡¡Alucinanate!!
¡¡Pues eso!!... Triturar y colar, los frutos variados o las fresas frescas.
Hidratar el sobre de gelatina con la leche fría durante unos 5 minutos.
Calentar en el microondas menos de un minuto. Dejar enfriar.
Calentar en un cazo el batido de frutas con la mezcla de gelatina y leche sin que hierva.
Cuando veamos que empiezan a salir burbujas, separamos del fuego y dejamos enfriar.
Montamos la nata con una cucharada de azúcar y con una espátula, añadir el batido de frutas y gelatina con la nata, siempre de varias veces y con movimientos envolventes.
Aunque pensemos que es demasiado líquido para la nata, que nadie se preocupe, porque queda bien.
Mater en la nevera hasta utilizarla.

         El montaje de la tarta lleva su proceso... Primero cortamos en tres capas el bizcocho (todo un invento el cortador. Aunque siempre hay que tener cuidado) Hacemos un almíbar ligero con agua caliente y azúcar y el aroma que deseemos (yo utilicé vainilla. Ya diré como confeccionarla en casa, porque es mucho más auténtica). Mojamos los bizcochos y extendemos una capa de mousse de frutos del bosque (el resto los metí en tarrinas con bizcocho y mermelada de arándanos y quedó espectacular). La otra capa, con la trufa de chocolate negro.
Como la trufa es bastante fuerte en el sabor, a la parte exterior le extendí una generosa capa de nata montada (300 ml) y le añadí una cucharada de azúcar y un par de cucharadas de chocolate Valor en polvo.
Por encima le esparcí fideos de chocolate.
Meter en la nevera y vamos con la decoración de las ranitas.
          Las bolitas las hice siguiendo esta receta (pincha aquí) y para saborizarlas y darles color, les puse una cucharada sopera de pasta de chiche (el contraste del chicle con los Candy Melts me encantó)
Los Candy Melts son una especie de chocolate blanco de colores, resistente a la potencia del microondas. Por lo general, el chocolate blanco y el microondas no se llevan nada bien y cuando hay que derretirlo, debemos tener mucho cuidado.
La pasta no queda del todo líquida y es difícil dejar suave la superficie, así que ahí tienen una pega. De resto, funcionan muy bien.
Una vez bañados en los Candy Melts derretidos y secos, se le ponen los ojos con fondant blaco y se le pintan las expresionaes con un rotulador comestible.
Lleva mucho tiempo y es una tarta laboriosa, pero merece la pena!!!
Disfruten de la cocina!!!

lunes, 19 de agosto de 2013

ANGEL FOOD CAKE


           Este bizcocho de claras no es fácil de hacer...Lo digo ya, para que luego no se encuentren con sorpresas. Como los macarons, constan de ingredientes sencillos, pero como ellos, llevan unas normal y un proceso que hay que seguir a rajatabla si quieres conseguir un buen resultado.
Esta era la tercera vez que lo intentaba. Mi jefa me había regalado el molde en mi cumpleaños y estaba como loca por probarlo...Pero la primera vez fue un fracaso...Mezclé en la batidora la harina con las claras y bajó. La segunda vez, se quedó húmedo porque lo dejé demasiado en el molde...Y esta...¡Debía ser la definitiva!
Busqué en otro blog una variación de los ingredientes y encontré una receta en inglés que fue la que finalmente resultó.
Vale...Pondré los pasos tal y como yo los hice.


Ingredientes (cantidades para un molde de 25 cm):

-360 mls. de claras.
-125 grs. de harina.
-300 grs. de azúcar.
-1/2 cucharadita de sal.
-1 cucharadita de cremor tártaro.
-2 cucharaditas de extracto de almendras.

Preparación:

          Las claras pasteurizadas son muy fáciles de conseguir hoy en día y mucho más seguras a la hora de cocinar.
Deben estar a temperatura ambiente cuando se metan en el vaso de la batidora.
Empezar a batir a baja velocidad, mientras se incorpora la sal y el cremor tártaro.
El cremor tártaro se puede sustituir por unas gotitas de vinagre blanco, pero recomiendo tenerlo en la cocina, porque en los merengues sirve para estabilizar las claras y en las masa, ayuda a aumentarlas.
          Aumentamos la velocidad de nuestra batidora y dejamos que se vayan montando entre unos  2 o 3 minutos más, hasta que esté más firme.
Añadimos el extracto o la esencia. Se suele utilizar el extracto de vainilla y el del almendra, porque parece ser que va bien con las claras, pero se suele poner cualquier otra. Si no, tendría demasiado sabor a huevo.
          Bajamos la velocidad, pero sin dejar de batir, añadiendo el azúcar en cucharadas, con un intervado de unos 10 segundos entre un y otra. Esto permitirá que el azúcar se diluya en todo el merengue.
En este punto, el merengue deberá tener un aspecto más brillante y creará picos firmes.
Para saber si esta bien montada, lo mejor es parar la batidora, sacar el vaso y darle la vuelta. Si no se cae, está perfecto.
            Aquí, se podrá encender el horno a uno 170º.
La harina, que estará tamizada, deberá tamizarse una vez más mientras la incorporamos a la masa. Jamás con la batidora (lo digo por experiencia), sino con una cuchara de silicona, incorporando con movimientos envolventes y girando al mismo tiempo el vaso, para que la harina llegue a toda la crema. Poco a poco y practicamente a cucharadas, para que no quede harina en el fondo.
            Se introduce la masa al molde.
El molde más famoso es el de las pestañitas, pero también puede hacerse en otro rectangular y sin pestañas, pero que sea de aluminio.
Jamás se engrasa y una vez incorporada la masa, alisar con una cuchara.
            Introducimos en el horno y dejamos unos 40 minutos; 45 como máximo.
Sacamos del horno y damos la vuelta al molde, apoyándose en las pestañas. Si no se tiene, se apoya el agujero con un vaso, para que  circule el aire y el pastel no se desinfle.
Lo dejamos  al menos media hora o hasta que el molde se enfríe, no más (por experiencia), ya que se empaparía y, aunque se puede comer, no quedaría igual.
            Se desmolda con cuidado, con ayuda de un cuchillo liso o con una espátula alargada.
Se termina de enfriar en una rejilla.
Yo lo puse en la rejilla del horno con dos vasos a los lados y quedó perfecto.
            Su sabor es increíble, su esponjosidad y lo blanco que es en su interior, da muchas posibilidades.
Lo acompañé con frutos rojos y con yogur, pero me queda el de salsa de chocolate, sirope y hasta miel, para los más dulces.
Ahora viene lo mejor...experimentar con nuevos sabores....mmmmmmm.

TARTA DE MALTESERS


          Estas vacaciones me he tomado hasta tiempo libre en la cocina y sin dejar de lado mis invetigaciones por internet de nuevas recetas, he estado relajándome de la playa a casa y de casa a la playa...¡No ha estado nada mal!
Sin embargo, llegado el cumpleaños de mi muchacho, me puse manos a la obra con dos tartas. Una era para la fiestita que le teníamos montada y se coronaba con un dragón ,aunque desgraciadamente, no pude hacerle una foto decerte. La otra era para su trabajo y se me ocurrió mezclar Maltesers con trufa de chocolate, ya que hacía poco había probado una tarta con ese sabor y me encantó.
Las bolitas de la decoración compradas en Mercadona, proporcionan a la tarta una sencillas y bonita decoracón que creo, será la delicia de cualquier niño...y no tan niño.
Para que fuese diferente, le puse fideos de chocolate por encima y lo cierto, es que tanto chocolate de diferentes texturas, es ideal para losmás  chocolateros.

Ingredientes:

         Bizcocho de chocolate básico (pincha aquí) En el enlace encontrarás, como siempre, la receta del bizcocho básico que utilizo de yogur. Pero para el de chocolate, ya sabemos que en vez de 3 medidas de harina con el vaso del yogur, le damos dos de harina y una de chocolate Valor en polvo, sin azúcar añadido.

Para la trufa de chocolate con Maltesers:

-500 mls. de nata.
-300 grs. de chocolate negro en tableta.
-1 paquete grande de Maltesers.

Preparación:

          Trocear el chocolate para facilitar su disolución.
Calentar la nata en un cazo y cuando llegue al punto de ebullición, retirarlo del fuego y poner los trozos de chocolate. Con una cuchara de madera, dar vueltas hasta disolver el chocolate. Siempre quedará algo, pero los pequeños trozitos de chocolate, también quedan muy bien en la crema final.
Cuando enfríe, meter en la nevera hasta 24 horas, porque debe estar muy fría para montar.
Al día siguiente,  los Maltesers deben estar en la nevera y muy fríos anes de triturarse.
Montar la nata y añadir con una espátula, esa especie de harina de Maltesers.

Montaje:

          Hacer un almíbar ligero con media taza de agua y unas tres cucharadas de azúcar. Meter en el microondas un minuto y medio. Debe estar muy caliente, así que cuidado.
Es entonces cuando añadiremos la esencia o la mermelada que más queramos. En este caso, yo le he puesto extracto de vainilla que he fabricado en casa. Mucho más natural e intenso del que podamos compar en tiendas. Ya les diré la receta.
           Por mi cumple me regalaron un cortados de bizcochos que funciona de maravilla. No es muy caro y mejora bastante el corte de las capas, si ese día no tenemos el pulso estable.
           Poner el almíbar en un biberón de cocina o extender en las capas con un pincel de silicona.
Este verano he descubierto que el invento del biberón es estupendo para empapar el bizcocho, así que lo recomiendo.
          Extender la crema entre las capas y alrededor, alisándolo con una espátula.
Para poner las bolitas, es necesario que la capa de crema de los lados sea gruesa y así, evitar que las bolitas se caigan.
Poner en la nevera para que la tarta se asienta.

Decoración:

-Dos bolsas de bolas de diferentes chocolates de Mercadona, aunque también puedes utilizar bolsas grandes Maltesers. Con las dos bolsas, se decora justo el contorno de bizcocho de 25 cms.
-1 bolsa de fideos de chocolate para la superficie.

Espero que disfruten.

miércoles, 17 de julio de 2013

HELADO DE CEREZA


     Cereza de temporada para un postre maravilloso. Sin mucho azúcar y con un suave toque ácido que combina perfectamente con...por ejemplo, helado de queso fresco...mmmmmmm.
La hice con la heladera, porque ya he comentado que quedan mucho mejor así.

Ingredientes:

-450grs. de cerezas con hueso.
-100grs. de azúcar blanca.
-50grs. de azúcar invertido.
-2 yogures griegos.
-1 cucharadita de esencia de almendra.

Preparación:

          Deshuesar las cerezas, que será lo más laborioso de la receta.
Poner en un cazo con la combinación de azúcares. Tapar y llevar a ebullición (un minuto a penas) Cuidado, porque sube muy rápido y el almíbar lo deja todo perdido...(sí, me pasó a mí)
Bajar el fuego y dejar unos minutos, hasta que las cerezas se ablanden.
Triturar con la batidora.
Añadir los yogures y la esencia. Triturar de nuevo.
Dejar en la nevera al menos un par de horas.
Recordemos que la heladera, debe estar al menos unas 24 horas antes en el congelador.
Poner en la heladera unos 15 minutos. Se volverá cremosa en seguida.
Es bueno dejarla en el congelador unas cuantas horas más, para que tome más cuerpo.
¡¡No hay nada como un helado sano y natural, para disfrutar de los días de calor!!

HELADO DE YOGURT


          Se ha puesto de moda esto de hacer helados caseros. La verdad es que es un vicio, porque desde que me regalaron la heladera en mi cumpleaños, no he parado de experimentar.
Es tan sencillo y tan delicioso, que cuando haces unos cuantos, el resto te salen prácticamente solos.
Este fue el primero y el más básico. Tenía claro que dado que es mi helado favorito, sería el primero que debía probar y me puse a buscar recetas.
¡¡Vaya!! Muchas entradas y muy buenas recetas circulando por la red.
Recomiendo encarecidamente tener una heladera, porque además de ser mucho más sencillo, es un modo fácil de hacerlos, quedan más cremosos y muy buenos.
Importante utilizar el azúcar invertido para evitar la cristalización (busca la receta pinchando aquí)
He investigado mucho y he descubierto cosas que espero compartir pronto con ustedes.

Ingredientes:

-7 yogures griegos.
-1 cucharadilla de esencia de vainilla o azúcar avainillada.
-60grs. de azúcar blanca.
-40 grs. de azúcar invertido.
(si no tienes azúcar invertido, utilizar 100grs. de azúcar blanca)

Preparación:

          El trabajo con heladera requiere cierto tiempo. En primer lugar, hay que poner la heladera unas 24 horas antes en el congelador.
El resto, es sencillísimo. Mezclamos todos los ingredientes y dejamos en la nevera una media hora.
Ponemos en la heladera unos 30 minutos.
Veremos como la mezcla se va volviendo cremosa y como tus papilas gustativas van salivando...jejeje.
Si queremos que coja más cuerpo, dejar en el congelador durante al menos una hora y sacar unos diez minutos antes de comer.
¡¡¡Disfruta del Verano!!!

sábado, 13 de julio de 2013

Magdalenas de Chicle


        He roto una de mis reglas; la de no utilizar mucha mantequilla en los cupcake y en las magdalenas que hago. Sin embargo, esta receta lo pedía a gritos y lo cierto es que ha sido todo un éxito.
        Le estoy sacando bastante provecho a la pasta de chicle que compré en la tienda de Sosa. Queda un sabor tan exquisito, que no puedo evitar recomendarlo y pensar en todo tipo de postres que contengan tal maravilloso ingrediente.
Esta vez, le ha tocado el turno a los famosos cupcake o magdalenas decoradas.
Me sobró tanta crema pude volver a utilizarla como relleno para mis macarons, otras galletas y como no, a cucharadas.

Ingredientes para las magdalenas:

-115grs. de mantequilla a temperatura ambiente.
-200grs. de azúcar.
-3 huevos.
-200grs. de harina.
-1 sobre de levadura.
-100 ml. de leche (yo utilicé sin lactosa, pero cualquiera vale)
-1 cucharada colmada de pasta de chicle.

Preparación de las magdalenas:

       Precalentamos el horno a 180º.
Tamizamos la harina con la levadura.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y le añadimos poco a poco los huevos. Alternamos la harina y la leche, hasta que se integren por completo.
Añadimos la pasta de chicle según el gusto de cada. No hace falta ponerle colorante, ya que la pasta da bastante color a la masa.
Incorporamos a los moldes y horneamos entre 15 y 20 minutos.
Sacar el horno y dejar enfriar, mientras hacemos la crema que la decora.

Ingredientes de la crema de chicle:

-165grs. de queso de untar.
-165grs.de mantequilla a temperatura ambiente.
-300grs. de azúcar glas.
-1 o 2 cucharadas de asta de chicle (de nuevo, según gustos)

Preparación de la crema de chicle:

       Batimos la mantequilla junto con el azúcar glas previamente tamizado. Añadimos el queso, que quedará al principio como cortado, pero que se suavizará a medida que se integre con el resto de la crema.
Añadimos la pasta de chicle, según gustos (es importante probar siempre la comida)
Y decoramos nuestras magdalenas.
Las mías las hice por mi cumpleaños y lo cierto es que tuvieron mucho éxito.
Suerte con las tuyas ¡¡Seguro que saldrán estupendas!!

AZÚCAR INVERTIDO


           En mi búsqueda de nuevos ingredientes que faciliten la vida en la cocina, he encontrado la receta del azúcar invertido.
Se trata de una combinación de glucosa y fructosa, que se utiliza habitualmente en la cocina, para la elaboración de helados y masas.
Tiene mayor poder endulzante que el azúcar; hasta un 30% más.
Por un lado, evita la cristalización del agua, por eso lo pueden encontrar este verano, en todos lo blog de cocina, ya que proporciona unos helados caseros más cremosos y duraderos.
Por otra parte, acelera la fermentación de las masa con levadura y mantiene más tiempo la humedad. Por lo que se hace perfecto para hacer panes, bizcochos y todo tipo de bollos.
          Hay que tener en cuenta, que no se puede sustituir completamente por el azúcar. En el caso de los helados, debe suponer un 25% del azúcar que marque la receta, en las masas para magdalenas y bizcochos, un 10 o 20% y en las masas fermentadas, como el pan y los bollos, hasta un 50 o 70% del total.
          La receta es tan fácil que nadie puede poner inconvenientes.
Es importante tener un termómetro de cocina, pero no imprescindible. Yo, por lo menos, no lo utilicé.

Ingredientes:

-150 ml. de agua mineral.
-350 grs. de azúcar.
-1 sobre doble del gasificante de Mercadona.

Preparación:

           Ponemos el agua en un cazo y cuando hierva, añadimos el azúcar, revolviendo para que se disuelva en el agua.
Agregamos el sobre blanco y revolvemos de nuevo hasta que se mezcle del todo.
Apartamos el cazo del fuego y añadimos el sobre morado con cuidado, porque es el de bicarbonato y empezarán a salir las burbujas propias.
Revolvemos para que se disuelva.
Dejamos enfriar.
Incorporamos a un tarro de cristal, tapamos ben y guardamos en un sitio oscuro y fresco.
Y ahora...¡¡¡¡a experimentar!!!!

jueves, 4 de julio de 2013

PECHUGAS CON SALSA DE AGUACATE

          
            Esta receta lleva una salsa muy fresca y que da mucho más juego de lo que parece. Ya lo he hecho en varias ocasiones y con varias versiones diferentes. Les dejo las dos que más me han gustado, para que ustedes puedan realizar la que más les interese.


Versión con cilantro:
          El cilantro es para el aguacate, como la nata para la fresa; como hermanos de sangre, y lo cierto es que la combinación siempre es un acierto.




Ingredientes:

-2 pechugas grandes.
-3 aguacates.
-1 cucharada colmada de maizena.
-Medio vaso de vino blanco.
-1/2 vaso de nata ligera.
-2 hojas de laurel.
-Unas gotas de limón.
-1 cucharada de cilantro fresco.
-2 cucharadas de perejil fresco.
- 1 cebolla.

Preparación:

          Poner en un cazo el agua con las pechugas. Guisar con un poco de sal, las hojas de laurel y un poco de pimienta blanca, durante unos 20 minutos. Ir quitando la espuma que se vaya formando en la superficie.
En un bol, pelar dos de los aguacates y triturarlos con un tenedor junto con unas gotas de limón, para que no se oxide. Reservar.
Saltear la cebolla cortada en pequeños trozos. Añadir el cilantro, el perejil, un poco de sal y el vino. Dejar unos diez minutos, hasta que se evapore el alcochol.
Parte del caldo con el que guisamos las pechugas, añadir a la mezcla, junto con el aguacate machacado y dejar hervir.
Poner un poco de ese caldo en un vaso y diluir la cucharada de maizena. Añadir a la salsa y dar vueltas con una cuchara de madera, hasta que empiece a espesar.
Añadir las pechugas y el otro aguacate, cortado en gajos.
Poner la nata, moviendo el caldero para que ligue con la salsa.

Versión con aji dulce:

         Mi descubrimiento del aji dulce ha hecho que lo utilice en muchos platos para experimentar con su extraordinario sabor. Es tan delicioso que no hace falta poner demasiado para que quede un plato espectacular. Lo bueno de esta versión es que no disfraza el sabor del aguacate, sino que lo aumenta.

Ingredientes:

-2 pechugas grandes.
-3 aguacates.
-1 cucharada colmada de maizena.
-2 hojas de laurel.
-Unas gotas de limón.
-5 ajis aproximadamente.
-1 cebolla.
Preparación:

            El principio es el mismo.Guisar la pechuga en agua, con sal, laurel y pimienta.
Triturar dos aguacates con las gotas de limón y reservar.
Saltear las cebolla en trozos pequeños, junto con los ajis cortados en juliana. Añadir parte del caldo del pollo y añadirle los aguacates triturados y el medio vaso de agua mezclado con maizena. Cuando espese, añadir  las pechugas.
Más sencillo, pero igual de sabroso.
Espero que les guste.

GALLETAS DE CHICLE Y TÉCNICA BRUSH EMBROIDERY


         El otro día descubrí una tienda de productos Sosa en Tenerife. ¡¡Me sentí como Hansel y Gretel entrando en la casa de golosinas!!. Tenían todo tipo de ingredientes extraños que esta amateur de la cocina, deseaba tener en las estanterías de su casa, para experimentar con ellos. Compré pasta de chicle, para empezar y lo cierto es que por el momento, le he sacado bastante provecho.
Su sabor, su olor y hasta su color son intensos. No necesitas añadir colorante, ya que queda de un intenso color rosa y su sabor viene siempre determinado por el gusto del consumidor.
Después de hornear estas galletas, por ejemplo, la cocina tenía un maravilloso olor a chiche de fresa, que me llevó a la infancia (muuuuchos años atrás...jejeje)
Mis galletas desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos, porque el sabor entre chicle y la textura propia de las galletas de mantequilla, las hace realmente irresistibles.
            Empecé a experimentar también con una técnica de decoración inglesa que se llama Brush Embroidery o de barrido.
Es muy sencilla y queda una decoración espectacular. Sólo hace falta un poco de glasa, un pincel y tiempo. Hay verdaderas obras de arte que puedes ver por internet.
Yo utilicé glasa real en tubo, de la marca Wilton, blanca. Le puse un poco de agua, hasta conseguir la textura que necesitaba. Pastosa, pero que quede lo justo de fluída, como para poder manejarla con el pincel.
El pincel que yo utilicé era fino, pero todo depende del tipo de textura y volumen que queramos darle a nuestras galletas. La boquilla debe ser fina, pero tampoco creo que haya una norma fija. Nadie tiene por qué volverse loca buscando lo más caro para empezar.
Hacemos un dibujo irregular. Las primeras saldrán "extrañas" (Supongo que esa es la palabra). Cogemos el pincel y con mucho cuidado, vamos arrastrando desde el borde de la glasa hacia el interior, creando ese volumen que creará nuestra textura.
Hay miles de paso a paso y vídeos que pueden ayudarte. Todo es ponerse y sorprender a la gente...y a tí misma...

          Vamos con la receta de las galletas, porque se van a chupar los dedos. (la receta la tomé del blog "Galletísima y algo más"

Ingredientes:

-225 grs. de mantequilla. (aunque suelo utilizar siempre sin sal, esta receta lleva una pizca, así que o se utiliza mantequilla con sal, o se le añade media cucharadita en el proceso)
-100 grs. de azúcar glass.
-400 grs. de harina.
-Pasta de chicle (yo le puse dos cucharadas, pero todo depende del gusto)
-1 huevo.

Preparación:

           Empezamos con todos lo ingredientes a temperatura ambiente.
Batir moderadamente la mantequilla, el azúcar, la sal y la pasta de chicle. Añadir el huevo y cuando se integre, incorporar poco a poco la harina tamizada.
Una vez tengamos la masa, coger un par de hojas de papel vegetal de cocina.
Encima de una, poner parte de la masa. Poner otra hoja encima y con un rodillo, aplastar y alisar, hasta que quede una masa de la misma altura y no muy gruesa (de medio centímetro más o menos)
Lo ponemos en una bandeja, en la nevera, por lo menos una hora. Con esta técnica me salieron hasta cuatro planchas. Así, mientras sacaba,cortaba y horneaba dos de ellas, daba tiempo a que se enfriase la otra parte de la masa.
Utilicé cortador en forma de corazón (es que lo pide a gritos)
Precalentar el horno a 170º / 180º, según el horno. Dejar entre 10 / 12 minutos. Esto depende del tamaño de las galletas, claro.
Mirar siempre, para que no se quemen, ya que  perderían su bonito color rosa. Ese tono brillante de la mantequilla, se va perdiendo hasta apagarse. Es entonces cuando deben retirarse.
¡¡Disfrútenlas!!

miércoles, 26 de junio de 2013

ESFERIFICACIÓN CON AGAR AGAR


          La esferificación es una técnica de decoración de platos, que además ofrece textura y color. Desde que los ví una vez en un blog, no descansé hasta hacerlas y sobre todo, después de saber que se podían realizar sin el alginato sódico y el cloruro cálcico (no descarto hacerlas así más tarde)
Sin embargo, saber que la gelificación coloidal se puede realizar en casa, con ingredientes comunes, hace que merezca la pena intentarlo.
Los he hecho con diferentes zumos de frutas y con vinagre de módena. Quedan espectaculares en cualquier plato y hasta en cócteles.
Es muy sencillo y ofrece muchas posibilidades. Les animo a hacerlas siguiendo estos sencillos pasos.

Ingredientes:


-2 grs. de agar agar en polvo ( 1 sobre)
-100 ml. de líquido.
-1 biberón de cocina o jeringuilla.
-Aceite.








Preparación:

          Muy fácil, repito. Lo primero es poner en un táper aceite y ponerlo en el congelador al menos una hora.
Mezclar en un cazo el líquido (yo lo hice esta vez con zumo de arándanos) y el sobre de agar agar.
Se calienta hasta que hierve y se retira del fuego.
Esperamos a que baje la temperatura hasta unos 37º (aproximadamente un minuto) Siempre vigilando que no se gelifique antes de tiempo.
Poner el líquido en un biberón de cocina pequeño o en una jeringuilla.
Sacar el aceite del congelador y ahora, empieza la magia.
Gota a gota, arrojar sobre el aceite, que irá cayendo y formándose las bolitas de gelatina.
Una vez terminado con el líquido, colar el aceite y pasar las bolitas por agua fría, para eliminar el exceso de aceite.
Guardar en un bote en la nevera hasta su uso.
Yo lo he utilizado en varios platos. El último ha sido en un cóctel. Se los enseño y les daré la receta, porque estaba muy bueno.
Decorado además con aire de arándanos.


domingo, 23 de junio de 2013

GAMBAS EN KATAIFI CON ATÚN Y SALSA DE AGUACATE CON WASABI


           Todos los años organizamos un concurso de cócteles y tapas donde, además de ser una buena excusa para reunirse con los amigos, nos da pie a experimentar en la cocina con nuevas maneras de preparar tapas elaboradas y cócteles con todo tipo de aromas.
Este año ganamos mi chico y yo. La tapa nos dio trabajo, pero quedó muy buena y bastante completa.
Esta vez, ganaron los sabores de mar y la combinación de sabores y nuevos ingredientes.
Descubrí la pasta kataifi (kadaif o kadaifi) en Makro, donde a veces voy de "excursión" con el fín de  descubrir cosas nuevas. Es de origen griego y se utiliza tanto en platos dulces como salados. Me pareció una pasta con la que se puede jugar mucho, tanto para hacer nidos en horno como para freír combinado tanto con mariscos, como con frutos secos y almíbar para dulces.
Les pongo la receta tal y como la hice, aunque las cantidades son orientativas, ya que la cantidad que yo hice es diferente según el fín que se le dé.

Ingredientes:

-Gambas.
-Pasta kataifi.
-Atún en dados.
-Harina.
-Agua.
-Aceite.
-Jengibre.
-Soja.

Preparación:

          Guisar las gambas, aunque yo las compré ya hechas para ahorrar tiempo (siempre ahorrar tiempo). Mientras se enfrían, calentar un poco de agua con raiz de jengibre (una punta) rallada hasta que hierba. Mezclar aceite (hasta que cubra casi el atún), unas cucharadas generosas de soja y el agua con el jengibre, hasta que macere durante una hora.
Pelar las gambas, Quitarle la cabeza y la coraza del cuerpo, dejando la cola, para dar efecto en la decoración final.
La pasta kataifi debe de sacarse antes para que pueda manejarse bien. Estirar en una superficie limpia y seca.
Para que se pegue las gambas, es importante preparar algún tipo de "pegamento" natural, como mantequilla o como hice yo, agua con harina. Debe quedar espeso. Una vez hecho, poner la gamba en un trozo de pasta kataifi y envolver.
Calentar aceite y freír ligeramente. Lo cierto es que se hace muy rápido y si te pasas unos segundos, se te quema enseguida. Queremos que se cree esa combinación entre crujiente por fuera y blando por dentro.
Una vez pasado el tiempo de maceración del atún, lo marcamos en el sartén y reservamos.

Ingredientes para la salsa:

-3 aguacates.
-1 tomate
-Media cebolla.
-Un par de cucharas de zumo de limón.
-Un par de cucharadas soperas de queso de untar.
-Wasabi.

Preparación de la salsa:

         La salsa era una especie de guacamole, pero sin cilantro ni jalapeño. Quería que el sabor que imperase fuese el agucate y el wasabi, ya que ambos creo que quedan muy bien con el marisco.
La preparación es muy fácil. Yo pelé el tomate, porque siempre queda mucho mejor. El resto, ponerlo en un vaso y batir todo junto hasta que quede una crema suave y fresca.

         El montaje, como se ve en la imagen. Nosotros utilizamos un platito alargado de cerámica, pero realmente lo que hubiese quedado de lujo, era un platito de degustación de pizzarra, que lamentablemente no encontré.
La salsa en el fondo, que servirá para darle sabor a un plato un poco seco y de aglutinante para aguatar el resto de elementos.
El atún en el centro y las gambas en kataifi a ambos lados, en plan esfinges de la Historia Interminable (jejeje)
Para terminar la decoración, utilicé escamas de sal aromatizadas con vino tinto.
Espero que les guste!!!!

martes, 4 de junio de 2013

SOLOMILLO CON AJI DULCE


        Esta semana he hecho un gran descubrimiento en la frutería a la que siempre voy...aji dulce!!! Una variedad de pimiento de la América Latina y muy utilizado sobre todo en la cocina Venezolana. Desde guisos, empanadas, arepas y otros pltos tradicionales, este pequeño complemento, que yo compré con la variedad amarillo chillón y rojo, da un sabor a los platos entre picante y con un intenso sabor que realza el sabor incluso de los platos más sencillos.
Y para poder sacar el mayor provecho a mis nuevos amigos, utilicé pocos ingredientes para este plato, acompañándolo, esos sí, con arroz blanco y verduras salteadas de temporada.




Ingredientes:

-Un solomillo pequeño.
-1 cebolla.
-2 dientes de ajos.
-Entre 4 y 5 aji dulces.

Preparación:

            Y no hay más ciencia que lo que se ve...Asar el solomillo en medallones con un poco de sal y pimienta. Con el mismo aceite, dorar los ajos y la cebolla. Picar los ajis en juliana e incorporar el solomillo para que tome el sabor de la salsa.
Sólo cabe decir algo de un plato tan sencillo pero que, gracias al aji, me ha descubierto un nuevo sabor...Impresionante!!!
Compré más, por supuesto. Seguire experimentando.

domingo, 2 de junio de 2013

TARTA DE FRANKIE STEIN


         Mi talón de Aquiles son sin lugar a dudas las tartas de las Monster Hight...Me pasó el año pasado con Draculaura y me pasó éste, con  Frankie Stein. Y no es porque no se gusten, pya que me encantan!!! Si fuese niña de nuevo, las pedidía todas, pero son tan monas que intentar hacerlas en fondant, es todo un reto.
Al final y después de 6 horas y media (sí...6 horas y media!!!) de trabajo, pude conseguirlo y la terminé, aunque tenía la espalda hecha polvo y empezaba a ver lucecitas en los ojos...jejeje.
           Me faltaron detalles, que supongo que los grandes amantes de estas muñecas, encontrarán inmediatamente, pero lo importante es que a las cumplañeras le gustaron, así que todo el trabajo mereció la pena.
El bizcocho era de chocolate doble (pincha aquí), con almíbar de chocolate y relleno de buttercream de nutella y chocolate blanco (pincha aquí)
Espero que les guste...como siempre!!!!


TARTA MISTER POTATO


            Esta tarta era para un amante de este juguete, que además cumplía dos añitos.
La idea era hacerla con crema de queso, cosa que me pareció muy acertada, ya que también es de mis rellenos favoritos.
También me gusta hacer estas tartas que combinan el sabor de un relleno tradicional con el fondant, que da la opción de avivar una decoración colorista.
Debió quedar bien, porque sé que Javier se puso a jugar con el Potato, cambiándole ojos y nariz, como si fuese auténtico. Jajaja. ¡¡¡Qué bueno!!!
           Hice un bizcoho de chocolate doble rectangular (pincha aquí) y lo rellené con crema de nata con queso (pincha aquí) En vez de utilizar nata normal, utilicé nata vegetal, que es quizá más sana y firme, aunque esta vez no quedó todo lo firme que yo esperaba, ya que creo que me excedí con las proporciones de queso, para que quedase más sabrosa.
Para el muñeco, hice otro bizcoho, le dí forma y lo forré con el fondant.
Espero que les guste.

sábado, 1 de junio de 2013

BOLAS DE ARROZ FRITAS


         Una receta sencilla para aprovechar el arroz que te sobra.
En mi caso fue después de hacer sushi. ¡¡Hice tanto que ya no sabía que hacer con él!!
El arroz de todos modos debe quedar algo glutinoso, para mantener la forma.

Ingredientes:

-Arroz blanco.
-2 huevos.
-Pan rallado.



Preparación:

             En mi caso, utilicé unos moldes para onigiris que me compró mi chico hace tiempo. Así siempre tienen el mismo tamaño y forma.
Sin embargo, también se pueden hacer con papel film, añadirle el arroz, rellenarla y crear una bolsita para adaptarlo a la forma que deseemos.
Los puedes rellenar de lo que quieras, aunque siempre con pequeñas cantidades. Yo los rellené con unas verduras que me habían sobrado.
Un bol con lo huevos batidos y en otro el pan rallado, que se puede saborizar con hierbas, especias o, como hice yo, darle un toque de color con sésamo negro.
Aceite muy caliente y voilà!!!! Un buen acompañamiento para cualquier ensalada y una buena manera de aprovechar el arroz blanco hecho.

POLLO ESPECIADO CROCANTI


         Vamos con una receta llena de sabores y matices. Y no sólo por las especias que lleva, sino también por los frutos secos, que le dan una textura crujiente y jugosa.
Vamos a convertir un simple muslo de pollo normal, en la reina de la cocina por un día...jejeje.
Esta vez las acompañé de una verduras salteadas, precididas por una lombarda que al wok queda espectacular.
Los ingredientes son siempre aproximados, según gustos.



Ingredientes:

-4 muslos de pollo (aunque con pechugas debe quedar muy bueno también) 
-6 cucharadas de soja.
-2 cucharadas de miel.
-2 cucharadas de ketchup.
-1 cucharada de ras el hanout.
-1 cucharada de chile molido.
-1/2 cucharada de jengibre.
-Tomillo
-Comino.
-Salvia.
-Flutos secos molidos (le puse almendra, millos, pistachos, pasas)

Preparación:

             Evidentemente, la mezcla de especias y hierbas puede variar. Yo sólo lo pongo como yo lo hice y quedó estupendo.
Mezclar todos los ingredientes, menos los frutos secos. Incorporar al pollo dejándolo macerar durante al menos media hora.
Encender el horno a unos 200º.
Poner un poco de aceite en el fondo de la bandeja. Los muslos encima, bien empapados con nuestra mezcla y encima, los frutos secos molidos, que deberán adherirse bien a la piel del pollo.
Poner unos 30 minutos aproximadamente, pero siempre mirándolo de vez en cuando.
Debe quedar bien hecho por dentro y con  una crujiente corteza por fuera.
Dejar reposar, porque es mucho más bueno cuando los sabores reposan.
Y a disfrutar!!!!

viernes, 17 de mayo de 2013

TARTA CALAVERA MEXICANA DE PIÑA COLADA



          Hace poco fue el cumpleaños de mi hermana pequeña y quería hacer algo especial para ella. Siempre me pide tres tipo de temas...La Sirenita, Expediente X o calaveras. Este año tocaba el tema de la Santa Muerte Mexicana, tema que me parece precioso, con esas calavera coloridas y agasajadas con flores y joyas.
Pensaba hacerle algo de maracuyá y piña, pero no encontré la fruta y aunque la tengo pendiente para otra tarta, el relleno de elegí con sabor a piña colada, quedó estupenda.
            El bizcocho es el básico.

Ingredientes para el relleno:

-2 botes de nata Ermol.
-2 latas pequeñas de piña en almíbar.
-1 chorrito de sirope de coco.



Preparación:

           Hay mucha gente que no le gusta el sabor de la nata Ermol porque es muy característico. A mí me encanta, pero debo reconocer que mi primera intención era hacerlo con nata vegetal normal, para no disfrazar el sabor que quería conseguir. Mientras montaba la nata, batí la piña, quitándole todo el almíbar posible y haciéndola papilla para evitar las hebras de esta fruta
El sirope de coco es una bebida espesa que compré en Makro y que sirve sobre todo para los cócteles. A veces me sirven para dar sabor a muchos postres y como los tienen de muchos sabores, cada mes intento descubrir alguno nuevo.
Con la nata vegetal no hay problema a la hora de meterle el líquido del coco y tanta piña en puré, ya que lo resiste muy bien.
           En vez del sirope, otra opción es utilizar crema de coco. En la sección de comida internacional de los grandes supermercados, suele haber, además de la leche de coco, unas latitas pequeñas de crema de coco que es muy espesa y que viene muy bien para los cócteles, las cremas y este tipo de experimentos. La próxima tarta contará con su presencia!!!

Ingredientes del almíbar:

-Almíbar de una lata de piña.
-Un chorrito de Malibú.
-Un chorrito de ron.

Preparación:

           La verdad es que no suelo utilizar un almíbar muy cargado ni azucarado porque no me gustan las cosas muy dulces, así que caliento al máximo en el microondas el almíbar de piña con una cucharada de azúcar y después le incorporo los licores.

           Mojo mucho los bizcochos. Deben quedar bien empapados para que se note el sabor. Una generosa capa de la nata saborizada y finalmente, la decoración con fondant de la calavera.
Para evitar que la superficie termine coloreada, como sucede cada vez que decoras una tarta de nevera con fondan sobre un relleno como la nata, le puse una ligera capa de coco rallado, que además le da mucho sabor.
           Espero que les guste.