miércoles, 25 de abril de 2012

TARTA CEREBRO

           Bueno, esta vez toca el turno a una tarta muuuuy frikie (me encanta!!!) Al cumpleañero le gustan las películas gores y su mujer tenía claro que debía ser algo con mucha sangre...Una mano saliendo de una tumba, un zombie o...un cerebro.
Había visto unas cuantas de esas tartas-cerebro por la red, pero casi todas estaban hechas con crema de mantequilla o fondant y la verdad, es que no me apetecía nada así.
            La tarta es un selva negra y el delicioso cerebro, de nata con gelatina de frambuesa.
Vamos con la receta.

Ingredientes para el bizcocho:
-6 huevos.
-50 grs. de azúcar.
-100 grs. de mantequilla derretida.
-100 grs. de cacao en polvo Valor.
-50 grs. de harina.
-1 sobre de levadura.

Elaboración:

Separar claras y yemas. Batir las yemas con el azúcar y añadir poco a poco la mantquilla derretida que esté a temperatura ambiente. Incorporar poco a poco el cacao y la harina cernida con la levadura.
Quedará una masa un tanto dura, pero que nadie se tire de los pelos, como hice yo, que aún falta la otra parte.
Montar las claras a punto de nieve junto con una pizca de sal.
Incorporar a la mezcla de chocolate con movimintos envolventes.
Yo lo puse en un molde de 23 cms, con mantequilla y papel vegetal, para impedir que se pegue.
Precalentar el horno a 180º y hornear durante unos 20 minutos, o hasta que al introducir un palito, salga limpio.

Ahora, el relleno y la decoración.

Ingredientes:

-Almíbar de cerezas (agua azucarada, con un par de cucharadas de mermelada y al micro hasta que tome consistencia)
-1/2 litro de nata.
-Mermelada de cerezas.
-Cerezas confitadas (las consigues en las grandes superficies y suelen venir en bote de cristal) También las puedes hacer con cerezas naturales, maceradas durante unas cuantas horas en kirsch (licor de cerezas), pero como no las encontré y encima había niños, no me lo planteé.
-Fideos de chocolate.

Montaje de la tarta:

           Yo corté el bizcocho en una parte, porque el bizcocho era bajo y había un segundo piso, como se puede ver en la foto.
Montar la nata con un par de cucharadas de azúcar. Se puede poner un estabilizante para ayudar a que quede más dura. Poner un par de cucharadas de la mermelada de cerezas y mezclar.
Empapar los bizcochos con el almíbar de cerezas, ya que el bizcocho es un tanto seco.
Poner una capas generosa de nata con la mermelada y esparcir las cerezas por encima.
Poner el otro bizcocho y cubrir con el resto de la nata.
Esparcir los fideos de chocolate, cubriendo toda la tarta y guardar en la nevera.

El cerebro.

          El bizcocho era un bizcocho genovés con la mitad de los ingredientes de lo que sale en la receta original, ya que es sólo para tener una base. (pincha aquí)
La decoración está hecha con una crema de nata y frambuesas, que resultó todo un éxito. Debo decir que tal descubrimiento, tendré que repetirlo, porque estaba impresionante.

Ingredientes para la cobertura del cerebro:

-1/2 litro de nata.
-1 sobre de gelatina de frambuesa.

Elaboración:

            Montar la nata y cuando esté casi montada, incorporar el sobre de gelatina. Para darle un color parecido al cerebro, le incorporé un poco de colorante rosa y una puntita de colorante negro. Seguir montando hasta adquirir la consistencia deseada. Ya sabes que la nata debe estar muy fría y que no hay que pasarse con el tiempo, o tendrás una bonita mantequilla rosa-cerebro.
Darle forma al bizcocho con un cuchillo.
Colocar sobre la tarta de selva negra y poner un poco de nata en el centro, para que sirva de pegamento.
Con una paleta de silicona, extender una pequeña capa de nata sobre el bizcocho y así pueda pegar mejor el montaje final.
Meter el resto de la nata en una manga con una boquilla redonda grande, del 11 o del 12 de Wilton.
Imaginar una línea central en el bizcocho y a partir de ahí, crear un dibujo en curvas, de arriba hacia abajo por un lado y por otro, hasta terminar con el relleno. Si sobra, tomártela sola, en plan mousse, con un chorrito de sirope de fresa....Madre mía!!!!
Poner un poco de mermelada da cerezas en los huecos y "chorrear" sirope de fresas, para aumentar el parecido
Para darle un aspecto más gore, le puse el nombre del homenajeado con una imitación de lápida, hecha con fondant de nubes. Para crear ese aspecto marmolado, tomar un trozo gris y otro negro y mezclar hasta obtener ese aspecto.
            Solo queda ,cual Hannibal Lecter, disfrutar de ese delicioso cerebro.

2 comentarios:

  1. No te quiero contar lo buena que estaba la nata con frambuesa...pero te lo digo...BUENÍSIMA!!!

    ResponderEliminar