martes, 1 de noviembre de 2011

VICTORIAN MILK BREAD

           Era festivo al día siguiente y se me ocurrió hacer este pan para el desayuno...¡¡Vaya!! No hay nada como comer el pan que una ha hecho y si encima está bueno, mejor para los dientes y el estómago.
           Este pan de origen inglés, tiene una miga esponjosa y ligera; una corteza dura y tostada, que lo hace ideal para acompañar mermeladas y cremas que queso. Bueno...y mucho más.
Se sustituye el agua por la leche para darle mayor ligereza. La forma en la que lo he visto varía, desde un trenzado hasta un moldeado en tres bolas que se unen, aunque el más común es encontrarlo en forma de "s".
            Lo más laborioso, el atesorado tiempo. Hasta tres horas puede durar la elaboración de este pan. Así que si tienen una tarde libre, les invito a hacerlo. Merece la pena, como siempre.
            La receta la tomé del libro de Eric Treuillé y Ursula Ferrigno: "El libro del pan".
Esta muy bien explicado el tema de los ingredientes, su variación y sobre todo, los detalles el tiempo, elaboración y rendimiento.
          Vamos con la receta.


Ingredientes:

-15 grs. de levadura fresca (Mercadona) o 1 sobre de levadura seca de panadero.
-1 cucharada de azúcar glass. (yo no se la puse)
-300 ml de leche tibia.
-500 grs. de harina de fuerza.
-1 1/2 cucharadita de sal.
-1 huevo (para glasear)

Preparación:

          En una taza, poner 100 ml de leche tibia (nunca caliente) junto con la levadura. Dejar que actue durante 5 minutos.
Mientras, poner la harina en un bol, junto con la sal. Echar la leche con la levadura y el resto de la leche, que se había dejado separada. Mezclar con una cuchara de madera, hasta conseguir una masa pringosa.
Nos manchamos las manos de harina, ponemos un poco más en el bol o en la mesa donde trabajemos y amasamos durante 10 minutos, hasta que la masa empiece a tomar cuerpo y pueda manejarse mejor.
Hacer una bola y meter en el mismo bol. Tapar con un paño y dejar leudar uno 45/ 50 minutos. En verano es antes y en invierno, por el frío, tarda un poco más. Hay gente que suele encender el horno a la mínima para acelerar el procedimicento. Gasto de energía y electricidad innecesaria, desde mi punto de vista. Si tienes un caldero al fuego o estas haciendo otra cosa, se puede dejar cerca (nunca pegado) para ayudar a la masa. Nada más.
         Una vez que doble su tamaño, desinflar y volver a amasar.
Dejar otros 45 minutos más, hasta que vuelva a doblar su tamaño.
         Untar mantequilla en un molde alargado, estirar la masa hasta formar una tira superior al tamaño del molde y colocarlo en forma de "s", es decir, doblando los extremos, cada uno en un lado diferente. Es el procedimiento más fácil y vistoso.
Esta vez, dejar leudar una hora con el paño tapado.
         Maravillosa vista cuando destapas el paño y ves que la masa sobresale del molde.
Precalentar el horno unos 15 minutos a 200º.
Pintar con el huevo batido, la superficie del pan. Pulverizar un poco de agua por el horno y meter el molde.
         Unos 45 minutos sin abrirlo. Pasado ese tiempo, dar uno toques para ver si suena a hueco y dejar en el horno unos cuantos minutos más antes de servir.
         Nosotros nos lo comimos al día siguierte y lo cierto es que se mantiene fresco, blando...y buenísimo!!!

1 comentario:

  1. Que buenisima pinta hermanita quedamos para desayunar? Jeje

    ResponderEliminar